Filosofía y Servicios

Filosofía y Servicios

La misión de Flor de Romaní es facilitar el retorno a la cocina de calidad de nuestros antecesores, de manera rápida, pero con la originalidad y la variedad de nuestros días. Nuestros productos son naturales, cuidadosamente seleccionados y ideados para poder preparar una buena comida de manera rápida y fácil, de calidad, sabrosa y original, sin dejar de lado la alimentación saludable que nos aseguran todos los ingredientes de la dieta mediterránea que incorporan. Se elaboran de forma artesanal a partir de ingredientes propios de la dieta mediterránea, naturales y de primera calidad. El romero, el aceite de oliva, las aceitunas, el ajo, la miel o el tomate son algunos de los componentes de nuestras salsas y vinagretas, ideales para enriquecer todo tipo de platos: ensaladas, verduras, carnes y pescados, sean a la brasa, al horno o guisados​​.

En Flor de Romaní la calidad es fundamental y se encuentra presente en todos los procesos. En la selección de los ingredientes, durante el proceso de elaboración e incluso, después de la entrega del producto al consumidor.

Los valores de nuestra marca son los ingredientes naturales, que forman parte de la dieta mediterránea, y presentan una calidad óptima. La elaboración sin gelatinas, ni harinas para espesar, ni colorantes, ni conservantes químicos permite mantener la naturalidad y la calidad hasta el

producto acabado, que sólo se somete a un proceso de pasteurización y esterilización para garantizar y mantener la calidad durante el periodo mínimo exigido por las normativas alimentarias.

En Flor de Romaní también nos interesa conocer qué pensáis los consumidores de nuestros productos para poder ajustarnos a sus gustos y necesidades diarias. A través de nuestro e-mail nos puede enviar su opinión sobre nuestros productos, las sensaciones obtenidas, recetas innovadoras, etc. Seréis recompensados​​.

Nuestro eslógan:

"Para comer de manera sana y rápida, alimentos de calidad".

Porque comida rápida no significa comer mal.

Comer una dieta saludable junto con el hecho de llevar un estilo de vida saludable mejora nuestro aspecto y nos hace sentir mejor. Además de ayudar a disfrutar mejor de la vida, reduce el riesgo de padecer enfermedades como las cardiovasculares, la hipertensión, la diabetes, la osteoporosis, la obesidad o la anemia entre otros.